Technology from tomorrow

Outstanding Blog BlogBlog

Lorem Ipsum is simply dummy of printing and typesetting and industry. Lorem Ipsum been.

Cuando la elegancia y la calidad se unen en un colchón

Si te preguntas cuál es el mejor colchón del mercadoestá claro que las respuestas pueden ser muchas. En los últimos post del blog hemos visto que Vispring y Kluft son dos de los máximos estandartes del lujo y la calidad aplicados al mundo del colchón. En esta nueva entrada, vamos a ver las prestaciones que nos ofrece la segunda de estas dos marcas.

Kluft nos ofrece colchones confeccionados de forma artesanal con los mejores materiales: fibras, sedas y demás materiales de primer orden. Dos de sus modelos más demandados son el Manhattan y el Fifth Avenue. Dos propuestas orientadas a garantizar el mejor de los descansos. Dos modelos confeccionados con los mejores materiales como, por ejemplo, damascos acolchados con espumas de alto rendimiento. En el interior incluyen algodón y lana entrelazadas, espuma viscoelástica o látex Talalay para ofrecer el máximo confort y aliviar al 100% la presión.

El látex Talalay

Es un tipo especial de látex natural. El látex Talalay nos ofrece unas prestaciones aún mejores que las del látex natural convencional. Ambos son materiales 100% naturales, pero el látex natural Talalay es mucho más poroso. Los colchones de látex Talalay son muy transpirables, ideales para dormir frescos durante el verano. Esta capacidad de ventilación se logra por su estructura de celda abierta. Además de ayudar a evitar la sudoración, reduce el polvo y promueve un sueño higiénico y saludable.

Dos modelos de lujo

El tejido del colchón Manhattan de Kluft es el Jaquard Damasco con alto contenido en viscosa. Lleva además seda natural y lana entrelazadas. Además de fibras hipoalergénicas, está rellenado con espuma de alta densidad y lleva un perímetro de refuerzo del encapsulado de alta densidad. Está disponible en las siguientes medidas: 150×200, 180×200 y 200×200.

Por su parte, el modelo Fifth Avenue incluye látex Talalay, relleno de algodón orgánico y viscoelástica perfilada de alta densidad en contacto con el muelle. Las medidas disponibles son las mismas: 150×200, 180×200 y 200×200

En Miluna te recordamos que estos colchones siempre han de ir sobre una base firme, por ejemplo un canapé flexible con muelles ensacados. Disponen de 10 años de garantía.

Cuando la elegancia y la calidad se unen en un colchón

En los post anteriores de este blog, hemos insistido muchas veces en las altas prestaciones de los colchones hechos a mano. Pero, ¿dónde radica exactamente su valor? ¿Qué los diferencia de los hechos en serie, de los fabricados de forma industrial?

Es evidente la importancia de un colchón de calidad que se adapte a nuestras necesidades para lograr un sueño reparador. Un colchón que nos permita recuperar energía. En esta línea, los artesanales brindan un apoyo exquisito y una experiencia de sueño de lujo. Una experiencia en la que disfrutaremos de las máximas prestaciones en cuanto a comodidad o ventilación. Gracias, como decimos, a los colchones hechos a mano de Miluna.

En los últimos años han salido a la luz los inconvenientes de la producción en masa de colchones y se han puesto en valor los beneficios de la fabricación a mano con materiales naturales y prestando atención a cada detalle. No hablamos por lo tanto de una tendencia efímera, sino de la necesidad de muchas personas de contar con un producto personalizado y de incuestionable calidad.

Un oficio con arraigo

Antiguamente, los colchoneros se valían de técnicas y habilidades que se transmitían de generación en generación. Trabajaban a domicilio y se dedicaban a rellenar los colchones con materiales naturales como tela, lana o crin. Hoy día, bebiendo de esta tradición, los fabricantes de colchones hechos a mano trabajan cada pieza de forma exclusiva. Con materiales cuidadosamente seleccionados como la lana, el algodón o el látex natural.

Una demanda creciente

Muchas empresas especializadas han sabido entender el deseo de muchos consumidores de dar con un colchón que les ofrezca aquello que no hace la producción masiva. Consumidores que buscan colchones artesanales y hechos a mano. Las razones son claras:

  • Están diseñados, construidos, ensamblados y cosidos por artesanos teniendo en cuenta la altura y peso de quien haya hecho el encargo.
  • La combinación de materiales y su fijación hace que el colchón artesanal sea muy duradero ya que se evita la pérdida de firmeza.
  • Los materiales naturales hacen que sean más ecológicos, hipoalergénicos, transpirables y regulen la temperatura.
  • Atención a cada detalle.
Cómo escoger colchones para niños

Muchos de nuestros clientes se preguntan cuál es el mejor colchón del mercado. Sobre todo, cuando se trata de niños en pleno proceso de desarrollo.

En el caso de los niños, el colchón debe adaptarse a sus necesidades, a su ritmo de crecimiento. Como en el caso de los adultos, hemos de apostar por la máxima firmeza y confort. Otros factores a tener siempre en cuenta son la transpirabilidad y la higiene.

Colchones para bebés

Teniendo en cuenta que, en esta etapa, los niños pasarán gran parte del tiempo durmiendo, la elección de un buen colchón es vital. Se recomiendan colchones con las siguientes características:

  • Firmeza alta: con buena adaptabilidad sobre todo en la zona de la cabeza para evitar el riesgo de plagiocefalia postural.
  • Máxima higiene: los bebés suelen sufrir escapes del pañal o vomitar sobre el colchón. Por eso tenemos que elegir un colchón que se pueda limpiar con facilidad. Por ejemplo, los desenfundables con una funda transpirable y lavable en lavadora.
  • Frescos y transpirables: es indispensable un colchón anti-asfixia, los que no crean efecto molde en la cabeza del bebé.
  • Máxima seguridad: el sistema de descanso ha de estar diseñado para que el bebé duerma siempre en la parte central del colchón.

Colchones para niños de entre 2 y 9 años

En esta etapa, cuando pasan de la cuna a su primera cama, hay que garantizar una buena calidad de descanso, clave para su rendimiento intelectual y físico. A partir de los 2 años, se puede adquirir un colchón de transición, a medio camino entre la cuna y la cama. Hace falta un nivel de firmeza alta que se adapte a cada parte del cuerpo y favorezca el adecuado alineamiento de la columna. Es importante además asegurar la máxima transpiración para mejorar la calidad del descanso. Aquí también serán mejores los colchones desenfundables con fundas lavables.

Colchones para niños de más de 10 años

En esta etapa es cuando empiezan a experimentar los cambios físicos más importantes. Características principales del equipo de descanso: 

  • Firmeza adaptada a cada etapa del crecimiento.
  • Máximo confort: hay colchones evolutivos o ‘multi-etapas’ con acolchados diferenciados capaces de adaptarse a las necesidades de confort de las distintas fases del crecimiento.

Alta transpirabilidad: en la preadolescencia puede darse un exceso de sudoración nocturna por los cambios hormonales.

¿Por qué invertir en colchones hechos a mano?

Una de las grandes ventajas de invertir en colchones hechos a mano es tener acceso al descanso con mayúsculas. Pero hay muchas más razones que vamos a ir descubriendo en las siguientes líneas.

Los colchones viscoelásticos son los más adaptables y, por eso, ninguna zona de tu cuerpo se quedará sin apoyo. Disminuye además los movimientos durante el descanso y por eso es la mejor opción para personas con problemas de espalda o musculares. El material es termosensible y con memoria para que se ajuste al cuerpo perfectamente.

Otro de los grandes materiales para colchones es el látex. Los colchones de este material son los más naturales ya que el látex se fabrica a partir de resina de árbol. Entre sus grandes ventajas está la comodidad, principalmente por su elasticidad y adaptabilidad al cuerpo. Su firmeza es media-baja y son además higiénicos, transpirables y ecológicos. Además, son más duraderos que otros colchones.

¿Sabes que se pueden combinar varios materiales? Los colchones modernos de Miluna nos dan muchas facilidades en este sentido. Por ejemplo, se puede optar por un núcleo con tres capas de látex y espuma de alta resiliencia y combinarlo con la maravillosa lana de Shetland, seña de identidad de los colchones Vispring. Este tipo de colchón respira por arriba. Si prefieres los colchones firmes, puedes elegir una base de madera. Si los prefieres un poco más blandos, puedes combinarlo con un somier de láminas.

Está sobradamente comprobado que dormir bien ayuda al sistema inmunológico. Descansando correctamente tendremos menos probabilidades de contraer virus como el de la gripe. Además, también cuidarás de tu sistema cardiovascular. ¿Por qué? Porque cuanto mejor dormimos más baja es la presión arterial. Además evitaremos dolores musculares y de espalda.

Los beneficios no son solo físicos. Un buen colchón puede ayudar a que los niveles de estrés disminuyan. Además, un buen descanso puede reducir la aparición de trastornos del estado de ánimo. En esta misma línea, al descansar mejor nuestro rendimiento será también mayor. Tu memoria también disfrutará de grandes beneficios. Una noche de descanso reparador en un buen colchón potenciará tus habilidades de aprendizaje.

La magia de los colchones artesanales

Los colchones hechos a mano artesanales representan la mejor opción para el descanso. Pero eso ya lo sabes, sobre todo si has leído con atención las publicaciones anteriores de nuestro blog. Lo que queremos en esta entrada es darte las razones definitivas para hacerte ya con uno.

La fabricación de estos colchones se caracteriza por la delicadeza y la personalización, poniendo toda la atención en cada fase del proceso. Los materiales de fabricación son diferentes, suelen contener materiales naturales como algodón, seda o fibras naturales. Son respetuosos con el medio ambiente y ofrecen un descanso cómodo, confortable y adaptado a nuestras necesidades y fisonomía.

En Miluna no se utilizan pegamentos para unir las capas sino que se ensamblan a mano. El resultado son colchones de un nivel superior, mucho más resistentes, de imbatible calidad y altas prestaciones. Porque los materiales utilizados son de primera calidad. Los colchones artesanales llevan muelles ensacados en su interior y capas textiles de gran naturalidad y calidad. Además, están confeccionados con calma, algo que no pasa con los que fabrican en serie en las factorías. Son fabricados para un cliente en particular prestando atención a todos los detalles de su composición.

Como ves, invertir en un colchón artesanal es invertir en descanso y en salud. El soporte puede ser de base tapizada o de somier. Pueden usarse sobre cualquier soporte excepto sobre somieres o bases que articulen. Las bases tapizadas aportarán un soporte más firme y homogéneo. Los somieres de láminas, un soporte más elástico y con más rebote.

Uno de los soportes más adecuados es la base de muelles ensacados. Por otro lado, es recomendable utilizar cubre colchones para mantener en mejor estado el colchón, evitar manchas, polvo y suciedad en general. Todo eso al final termina por acelerar el proceso de desgaste de las fibras. Es importante un cubre colchón que aisle al colchón de los líquidos, fundas transpirables e impermeables.

Entonces, la respuesta a la pregunta de por qué comprar un colchón artesanal está clara. Porque son de primera calidad, porque utilizan muelles ensacados en su interior y capas textiles de gran naturalidad y calidad. Por su acabado y prestaciones únicos y porque son una inversión muy duradera.

¿Es bueno dormir sin almohada?

Una vez que tenemos claro cuál es el mejor colchón del mercado, toca hablar del tema de la almohada, su compañera de viaje. ¿Es bueno dormir sin almohada? ¿Cuándo prescindir de ella? Resolvemos estas dudas en las siguientes líneas.

Si llevas tiempo durmiendo mal o padeces dolores en el cuello o en la espalda puede deberse a tu almohada.

¿Cuándo es bueno dormir sin almohada?

  • Si dormimos boca abajo, en función del tipo de colchón
  • Personas con un biotipo endomorfo o mesomorfo que duermen boca arriba
  • Los bebés menores de un año y medio

¿Qué objetivo debe cumplir la almohada?

La finalidad es proporcionar una mayor relajación a los músculos del cuello, procurando siempre un correcto alineamiento de la columna. Esto se logra rellenando el hueco que se crea al tumbarse sobre el colchón, entre la zona superior del cuerpo y la superficie de descanso.

Dependiendo del tipo de equipo de descanso que hayas adquirido en Miluna y la postura que adoptes para dormir, la distancia entre la zona cuello-cabeza y el colchón será mayor o menor. Será por lo tanto más o menos necesario el uso de una almohada.

Por eso, si nos preguntamos cuándo es bueno dormir sin almohada, no habrá una respuesta clara. Todo dependerá de cómo y en qué colchón duermas. Decíamos antes que las personas que duermen boca abajo, según el tipo de colchón, no suelen usar almohada. La cuestión es que esta

es la postura menos recomendable para dormir. Podremos prescindir de ella si usamos un colchón de firmeza media o media-alta y tenemos un índice corporal superior a 25. También si se descansa sobre un colchón de firmeza media y muy adaptable. Es decir, personas que tengan una espalda ancha y duerman boca arriba sobre un colchón de firmeza media o suave media, con un buen nivel de adaptabilidad, que se hundan bastante en el colchón.

Una de las mejores posturas para descansar es la postura semifetal. Además, el colchón debe adaptarse perfectamente a las características morfológicas de cada persona, según su biotipo concreto. Si usamos una almohada de mala calidad podemos acabar sufriendo tendinitis o lesiones cervicales.

Todo lo que nuestros colchones viscoelásticos pueden hacer por ti

Si estás leyendo esto porque quieres saber cuál es el mejor colchón del mercado para comprarlo antes de que acabe el año, estás de suerte.Te damos muchas razones para que optes por la cama viscoelástica como la mejor opción de todas. ¡Lee atentamente!

Mejor apoyo

Los colchones de alta densidad viscoelástica dan al cuerpo el apoyo necesario, importantísimo si sufres algún problema de espalda o cuello.

Ayuda a la activación de la sangre

El componente viscoelástico de estos colchones favorece la buena circulación de la sangre, algo que repercute de forma directa sobre la salud, mejorando así la calidad de vida del usuario en cuestión.

Duran mucho

Los colchones de este tipo a precios competitivos que en Mi luna ofrecemos son bastante más duraderos que otros, sobre todo si los comparamos con los de muelles convencionales. Seguramente no tendrás que cambiarlos hasta dentro de 10 o 15 años, dependiendo del buen uso o no que hagas de ellos.

Menos movimientos si duermes en pareja

Estos son los colchones de calidad más solicitados por los matrimonios. Son ideales si quieres dormir toda la noche bien pero tienes una pareja que se mueve demasiado en la cama…

Son muy limpios e higiénicos

Se trata, según muchos de los estudios serios realizados recientemente, de uno de los colchones más óptimos para evitar todo tipo de alergias. Tienen una alta resistencia a los ácaros, por lo que nunca llegarán a anidar estos minúsculos bichitos que tantos problemas protagonizan.

Ofrecen la temperatura perfecta

Estos solicitados colchones de calidad premium cuentan con una importante característica más: la termosensibilidad, es decir, regulan solos la temperatura durante todo el año. Hay rumores que dicen que los colchones de viscoelástico dan calor, pero la realidad es bien distinta: una cama de este tipo es extremadamente sensible a la temperatura ambiente, siendo más suave en verano y más dura en invierno.

Ninguna duda sobre qué colchón comprar, ¿verdad? Si quieres calidad, buen precio y las mejores garantías, ven a nuestro establecimiento comercial. ¡Te esperamos!

¿Existen realmente los colchones hechos a mano?

Estamos en un mundo tan industrializado que sí, cuesta creer, pero desde nuestra tienda de colchones hechos a mano podemos confirmarte que existen. Prueba de ello son los que nosotros podemos ofrecerte. Pueden ser de algodón, lana o látex natural.

Látex

Aunque se trata de un material que no se ha utilizado tradicionalmente para la confección manual de colchones, lo ponemos en primer lugar porque actualmente nosotros los elaboramos al ser una alternativa 100℅ natural.

El látex proviene de la savia del caucho, con la que se genera una espuma bastante elástica que se adapta a la perfección a la forma de cualquier cuerpo. Ideal, por tanto, para quienes padezcan dolores en músculos o huesos, ya que permiten una postura debidamente alineada que aminora la presión en los puntos críticos de apoyo.

Lana

Este sí que es un material tradicional clásico para la elaboración a mano de colchones. Además, a día de hoy con las innovadoras técnicas de batido existentes evitamos su deformación a largo plazo. Es hipoalergénico, termorregulador y retardante de llama sin necesidad de incorporar componentes químicos. La encontrarás sobre todo en los colchones tipo futón; perfectos si lo que buscas son colchones extra firmes.

Algodón

El algodón es el material más utilizado desde hace ya muchas décadas para el rellenado de colchones. Y se lo ha ganado. Destaca por su transpirabilidad, resistencia y por estar libre de químicos. En la actualidad, la gran mayoría de las firmas de colchones de alta categoría siempre lo incorporan en cualquier elemento para el descanso, sobre todo en los producidos a mano. De la misma manera que con el látex, este componente natural es muy solicitado entre los usuarios que necesitan una buena y adecuada alineación postural sobre todo en cervicales y lumbares, ya que no ocurrirán indeseables hundimientos.

Si quieres un colchón artesanal, estás en la web indicada. Echa un vistazo a nuestros colchones y si quieres verlos o probarlos, ven cuando quieras a nuestro centro especializado. En Miluna contamos con una amplia experiencia en este apasionante sector. ¡Te esperamos!